Insights / Blog

Cultura de datos

Cultura de datos: ¿por qué es tan importante?

Implantar una cultura de datos avanzada e impregnada en todo el tejido de la empresa acelera la renovación del negocio y valoriza el patrimonio informativo ya presente en la empresa.

Con el crecimiento exponencial de las tecnologías digitales, la cantidad de información generada cada día es impresionante: es por eso que las empresas y organizaciones necesitan una estrategia de datos estratificada y consolidada. Y es un desafío que afecta tanto a las pequeñas y medianas empresas como a las grandes empresas.

Los datos son pequeños puntos de un esquema más grande. Para cada realidad empresarial, tener un acceso rápido y ágil a dicho esquema significa poder aprovechar las previsiones financieras, interceptar anomalías ocultas y garantizar nuevas oportunidades que aún no se han explorado.

La cultura de datos en la era digital

Los datos son la moneda del siglo veintiuno. Las organizaciones exitosas no solo son capaces de recoger grandes cantidades de datos, sino que también son capaces de analizarlos eficazmente para obtener insights significativos. Sin embargo, muchas realidades todavía subestiman el impacto de la cultura de datos que, en efecto, implica el reconocimiento del valor intrínseco de la información como recurso estratégico.

El uso práctico de los datos garantiza:

  • En marketing:

La reducción del churn rate de los clientes, porque los productos y servicios estarán mejor organizados y se propondrán prestando mayor atención a las necesidades reales.

  • En la logística:

La capacidad para optimizar los recursos del almacén y su distribución.

  • En la seguridad informática:

La posibilidad de gestionar mejor los riesgos y supervisar los datos que detectan posibles fallos en el perímetro empresarial.

  • A nivel más general:

La capacidad de optimizar la eficiencia operativa, mediante sistemas predictivos y evaluaciones transversales.

Cultura de datos significa más intercambio de información

Un aspecto infravalorado de implantar la cultura de datos en una organización es la promoción de la transparencia y del intercambio de la información. Este enfoque abierto favorece la colaboración dentro de una organización, también entre diferentes departamentos o entre distintas realidades de un grupo empresarial más grande.

Cuando los datos son accesibles y comprensibles por todos, se crea un ambiente en el que las decisiones están basadas en la información concreta más que en suposiciones o intuiciones. Cada empleado se convierte en un data citizen: una persona capaz, aunque no tenga todas las competencias técnicas, de hacer mejores elecciones basadas en datos.

El intercambio de datos entre diferentes entidades puede conllevar sinergias inesperadas y promover la innovación. Pero hay que considerar también la importancia de un recorrido de formación que permita a los empleados adquirir aquellos conocimientos, no necesariamente técnicos, que sirvan para sustentar la cultura de datos empresarial.

Abordar la cultura de datos de manera responsable

Una cultura de datos responsable parte de un presupuesto: los datos deben recogerse de manera responsable. En primer lugar, por una cuestión normativa: la presencia del RGDP europeo se ha consolidado desde hace años y las empresas ya no pueden permitirse agujeros en su gestión de datos. Por tanto, es esencial garantizar que los datos se utilicen de manera ética y respetuosa con la privacidad. Esto implica la definición de reglas y normativas claras sobre el uso de datos y la protección de la información personal.

Además, la cultura de datos debe incluir un enfoque proactivo de la seguridad informática. Con la creciente amenaza de vulneración de datos y de los nuevos ataques informáticos, la protección de la información sensible es crucial para mantener la confianza del público y garantizar un uso sostenible de los datos a lo largo del tiempo.

Alcanzar los objetivos en la era digital

Reconocer el poder de los datos, promover la transparencia, afrontar desafíos éticos y de privacidad son los elementos claves de una nueva manera de interpretar el patrimonio informativo empresarial. Especialmente, las capacidades predictivas habilitadas por los datos permiten a las empresas jugar hoy el partido de mañana.

La cultura de datos, por tanto, es fundamental para prosperar en la era digital. Invertir en la creación de una cultura de datos sólida no solo mejora las prestaciones organizativas, sino que contribuye también a construir una sociedad más informada, colaborativa y éticamente responsable. En un mundo cada vez más impulsado por los datos, el cultivo de esta cultura es una inversión para el futuro.

Últimos post

Importancia de la visualización de datos

Banking Analytics: La forma mas sencilla de tomar decisiones

Formación Big Data Madrid

¿Qué estás buscando?

¿Quién trata tus datos?

The Information Lab Spain, S.L.
(en adelante, “Titular“)

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Se tratan tus datos para poder prestarte los servicios solicitados. + info

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de tus datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la resolución de consultas que puedas plantearnos o para la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web. + info

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

Tus datos no serán cedidos a terceras empresas. + info

¿Cuáles son mis derechos?

El interesado tiene derecho a ejercitar su derecho de:
Acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad de los Datos, limitación del Tratamiento y a no ser objeto de decisiones automatizadas individualizadas. + info

¿Tienes dudas?

Tanto si tienes alguna o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: info@theinformationlab.es