Insights / Blog

pasos para el proceso de la toma de decisiones

Pasos para el proceso de toma de decisiones

Entre los principales usos del big data en empresas, la toma de decisiones es uno de los factores donde el análisis masivo de datos juega un papel crucial. Para una tarea tan relevante dentro del plano organizativo y estructural de la empresa, los directivos y empresarios deben conocer los pasos a seguir a la hora de hacer una correcta toma de decisiones.

Las 6 etapas del proceso de toma de decisiones

En términos generales, podemos identificar seis pasos para el proceso de toma de decisiones, que deberá seguir cualquier empresa para efectuarlo con éxito.

  1. Identificación del problema

Una toma de decisiones debe realizarse para responder a alguna incógnita o solventar algún problema, por lo que el primer paso consiste en aclarar este tema. Es imprescindible que la primera etapa del proceso deje totalmente definida la cuestión que se va a tratar con posterioridad, evitando posibles problemas o cambios de última hora durante el proceso.

Si hablamos de objetivos, estos deben ser SMART (específicos, medibles, alcanzables, realistas y con límites de tiempo), para que la toma de decisiones permita su cumplimiento. Además, esto nos va a permitir saber si merece la pena abordar el objetivo, o bien supondría un esfuerzo innecesario en dinero y tiempo.

  1. Recopilación de información

Tras la definición del problema o cuestión a tratar, es el momento de analizar todos los factores necesarios para poder tomar una decisión correcta. Aquí buscaremos datos y personas que sean de ayuda para ello, a través de una amplia evaluación interna de la organización.

Debemos ver qué ha fallado, con qué hemos tenido éxito y las posibilidades actuales para poner el proyecto en marcha, complementándolo todo con fuentes de información externas (estudios, opiniones de stakeholders de confianza, investigaciones de mercado, entre otros).

  1. Evaluación de las alternativas

Contando con toda la información relevante para este caso particular, es el momento de identificar las posibles soluciones viables para nuestro problema. En la gran mayoría de los casos, existen varios caminos a seguir, por lo que debemos tomar un valioso tiempo para evaluarlos con calma y analizar su viabilidad.

Este es el momento de sacar los pros y contras de cada una de las alternativas, y hacer comparativas con la competencia y las experiencias propias, con el fin de ver qué estrategias tienen éxito y cuáles fracasan. El uso de sistemas de ponderación es muy útil para saber si lo positivo supera a lo negativo.

  1. Toma de decisiones

Es el momento crucial del proceso. En este paso, ya habrás realizado una exhaustiva evaluación de las alternativas viables, y solo queda elegir aquella que se va a poner en marcha dentro de tu negocio.

Si se ha dedicado el tiempo suficiente al paso anterior, la toma de decisiones debe ser bastante sencilla, ya que tendremos información suficiente sobre los beneficios y las desventajas de cada opción. Gracias a ella, escogeremos aquella que mejor se adapte a los objetivos que marcamos en las primeras fases de las etapas, teniendo en cuenta lo estudiado en el punto anterior.

  1. Actuación

El proceso de toma de decisiones no se limita exclusivamente al análisis y la elección. Una vez tengamos nuestra decisión, es el momento de elaborar un plan de proyecto detallado para ponerla en marcha, en el cual debemos asignar los recursos y profesionales que se harán cargo de su funcionamiento, de cara a implementar el plan con éxito en la empresa.

  1. Control y seguimiento posterior

Como vimos en el primer apartado, los objetivos a cumplir deben tener límites en el tiempo. Una vez se alcancen estas fechas, es el momento de cerrar el proceso con un seguimiento de los resultados obtenidos durante su puesta en marcha.

En este momento, debemos preguntarnos si hemos tenido éxito, alcanzando nuestras metas y solucionando el problema. Este paso, pese a que no forma parte de la puesta en marcha del proyecto, es imprescindible para mejorar la toma de decisiones futuras, optimizar las actividades de la empresa y corregir errores de cara a otros proyectos.

Big data aplicado al proceso de toma de decisiones

Hemos visto, anteriormente, que la información juega un papel crucial en cualquier proceso de toma de decisiones empresarial. Tanto los datos internos como los externos se utilizan para conseguir una visión detallada del problema, y facilitan el análisis y el estudio de la viabilidad de un proyecto.

El big data consigue que estas fases cuenten con una velocidad mucho mayor, incrementando también la calidad y la fiabilidad de los datos utilizados para el estudio. Las empresas que se consideran Data-Driven Industries (negocios que se apoyan de los datos para mejorar sus proyectos y optimizar la toma de decisiones), potencian sus capacidades en cuatro áreas de análisis de datos fundamentales:

  1. Descripción del comportamiento de sistemas complejos. A través del análisis estadístico de diversas variables al mismo tiempo, se pueden realizar cálculos excesivamente complejos (como la influencia no lineal de algunos factores), los cuales afectan directamente al precio o la demanda del producto o servicio.
  2. Diagnóstico del comportamiento de procesos o máquinas. Superando con creces a los controles univariantes estáticos, el big data aplica técnicas multivariantes que estudian el funcionamiento correcto del proceso y alertan inmediatamente de cualquier acción o suceso anómalo.
  3. Predicción del comportamiento futuro. Permite la constante simulación de posibles escenarios en función de la información que se posea, anticipando nuevas tendencias y mejorando las decisiones finales.
  4. Prescripción. Además de conocer los escenarios futuros, también nos permite optimizar nuestros actos para conseguir un resultado mucho más recomendable.

El big data juega un papel fundamental en el proceso de toma de decisiones. Cualquier empresa que utilice el análisis masivo de datos para ello, podrá gozar de las cuatro ventajas detalladas anteriormente, lo cual supone una ventaja competitiva extremadamente valiosa en los mercados actuales.

Si te ha gustado nuestro post sobre los pasos para el proceso de toma de decisiones y su relación con el big data, suscríbete a nuestra news AQUÍ.

Últimos post

Importancia de la visualización de datos

Banking Analytics: La forma mas sencilla de tomar decisiones

Formación Big Data Madrid

¿Qué estás buscando?

¿Quién trata tus datos?

The Information Lab Spain, S.L.
(en adelante, “Titular“)

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Se tratan tus datos para poder prestarte los servicios solicitados. + info

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de tus datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la resolución de consultas que puedas plantearnos o para la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web. + info

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

Tus datos no serán cedidos a terceras empresas. + info

¿Cuáles son mis derechos?

El interesado tiene derecho a ejercitar su derecho de:
Acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad de los Datos, limitación del Tratamiento y a no ser objeto de decisiones automatizadas individualizadas. + info

¿Tienes dudas?

Tanto si tienes alguna o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: info@theinformationlab.es