Insights / Blog

Post_TIL cabeceera agri

Uso del big data en la agricultura

Nos encontramos inmersos en plena era digital, donde los datos son uno de los recursos más importantes con los que cuenta una empresa. La analítica de grandes volúmenes de información aporta a organizaciones y empresas grandes beneficios, tanto en su funcionamiento, toma de decisiones, como en una rápida respuesta a los cambios y oportunidades del mercado. Por ejemplo, el uso del big data en la industria automotriz está consiguiendo reducir costes e incrementar la calidad de los vehículos, que ahora se adaptan mejor a las necesidades de los usuarios. En otros sectores también se está extendiendo esta tecnología, como es el caso del uso del big data en la agricultura, donde está suponiendo una auténtica revolución para optimizar los recursos e incrementar la productividad.

Qué es el uso del big data en la agricultura

El big data se define como el uso de tecnología inteligente para poder analizar grandes volúmenes de información de manera rápida y eficiente. Aplicado al sector agricultura, el big data consiste en trabajar con toda la información relacionada con el sector para poder convertir datos en conocimiento útil, lo que permite realizar predicciones más precisas, optimizar los recursos e incrementar la productividad y rendimiento de las plantaciones.

Cuáles son las ventajas del uso del big data en la agricultura

El uso del big data está teniendo un gran impacto en las empresas agrícolas, ya que aporta una serie de beneficios o ventajas muy interesantes.

  1. Optimizar los recursos disponibles

El big data analiza grandes volúmenes de datos aportando información realmente útil al sector agrícola. Es una herramienta muy interesante para optimizar los recursos disponibles, lo que supone un ahorro de costes considerables (reducir el uso de productos fitosanitarios o utilizar el agua para el riego de manera óptima).

Gracias al big data el coste de las empresas del sector se ve reducido de forma considerable, evitando gastos innecesarios y aprovechando mejor todos los recursos disponibles.

  1. Aumentar la productividad y el nivel de competitividad

Las empresas del sector de la agricultura tienen en las nuevas tecnologías como el big data, la inteligencia de negocio y el internet de las cosas, herramientas para mejorar su productividad.

El big data, por ejemplo, permite analizar información que proviene de diversas fuentes de datos, para establecer una serie de indicadores de desempeño que permitan realizar una mejor gestión de todos los procesos y tareas.

El análisis de datos de toda la información obtenida por sensores en los cultivos, facilita la toma de decisiones y minimiza los riesgos asociados, al disponer de datos en tiempo real sobre el estado de los cultivos (humedad del suelo, radiaciones solares, temperatura…).

El sector de la agricultura es altamente competitivo, con empresas de cualquier lugar del mundo ofreciendo sus productos a precios ajustados. Apostar por el big data es un elemento diferenciador que permite a las empresas de este sector situarse en una posición ventajosa en el mercado.

  1. Mejorar las predicciones meteorológicas

Las condiciones meteorológicas tienen un impacto directo en la agricultura. Los agentes externos como la lluvia, el viento, el sol o la nieve son determinantes para poder obtener mayor rendimiento de las plantaciones o cosechas.

El big data se presenta como una gran herramienta para poder realizar y analizar predicciones meteorológicas, obteniendo datos más precisos y fiables.

Por ejemplo, gracias al big data se puede determinar con exactitud cuándo y dónde se va a producir una plaga.

uso del big data en la agricultura

  1. Tomar mejores decisiones

Tomar malas decisiones en el sector agrícola es un auténtico problema porque puede ocasionar pérdidas importantes. Plantar en un periodo no apropiado, realizar la recogida antes de tiempo, o apostar por cultivos que no son eficientes o no tienen una gran demanda, son algunas de estas decisiones importantes que pueden poner en riesgo a una empresa del sector si se realizan de forma errónea.

El big data ofrece información útil para la toma de decisiones, permitiendo evitar o minimizar los errores habituales que se comenten en este sector.

  1. Controlar todas las fases del producto agrícola

Dentro de una finca o plantación, se realizan una serie de tareas relacionadas con el ciclo de un producto agrícola, desde la preparación del terreno, pasando por el sembrado y regado, hasta la recogida de la cosecha.

Con el big data se puede optimizar todo el conjunto de actividades que se realizan en una plantación, con datos fiables que permitan ajustar cada una de las labores. Gracias a esta nueva tecnología, los profesionales del sector agrícola pueden medir y registrar todas las fases del cultivo hasta que los productos lleguen al propio consumidor final.

  1. Predicciones del rendimiento de los cultivos

Con el big data se obtiene información útil sobre qué plantar, dónde hacerlo y cuál es el mejor momento para obtener el mejor rendimiento. Analizar grandes volúmenes de información permite realizar predicciones para obtener mejor rendimiento, analizar el crecimiento de los cultivos y para realizar la recogida en el momento propicio o ideal.

  1. Ayudar a la sostenibilidad y al cuidado del medioambiente

El impacto de la agricultura en el medio ambiente es uno de los desafíos más importantes a los que se enfrenta el sector hoy en día. El uso de fertilizantes y pesticidas tiene un impacto negativo en los terrenos, en los cultivos y en el propio aire.

Obtener información óptima para el uso de químicos es importante para minimizar su impacto. Por ejemplo, evitando utilizar más cantidad de fertilizantes o pesticidas de los necesarios, o realizar un uso óptimo de los recursos disponibles para no consumir productos contaminantes.

  1. Mejorar la cadena de suministros

Los productos agrícolas son perecederos, además del componente de frescura que se relaciona directamente con su nivel de calidad. Por estos motivos, es muy importante la optimización de la cadena de suministros del sector.

El big data ofrece datos de valor para mejorar todas las fases de logística y transporte de los productos agrícolas, incrementando el rendimiento y eficiencia de todos los agentes que intervienen (empresas agrícolas, transportistas, distribuidores y puntos de venta).

El big data supone un punto de inflexión para la agricultura, mejorando su productividad, reduciendo sus costes y ayudando a proteger el medioambiente. Cada vez son más las empresas que apuestan por el uso del big data en la agricultura, beneficiándose así de las múltiples ventajas que ofrece.

 

Últimos post

Importancia de la visualización de datos

Banking Analytics: La forma mas sencilla de tomar decisiones

Formación Big Data Madrid

¿Qué estás buscando?

¿Quién trata tus datos?

The Information Lab Spain, S.L.
(en adelante, “Titular“)

¿Por qué tratamos los datos que te pedimos?

Se tratan tus datos para poder prestarte los servicios solicitados. + info

¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de tus datos?

Estos datos son necesarios para llevar a cabo la resolución de consultas que puedas plantearnos o para la prestación de los servicios que se hayan solicitado a través del Sitio Web. + info

¿Se van a hacer cesiones o transferencias con tus datos?

Tus datos no serán cedidos a terceras empresas. + info

¿Cuáles son mis derechos?

El interesado tiene derecho a ejercitar su derecho de:
Acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad de los Datos, limitación del Tratamiento y a no ser objeto de decisiones automatizadas individualizadas. + info

¿Tienes dudas?

Tanto si tienes alguna o sugerencia como si quieres darte de baja ponte en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: info@theinformationlab.es